Cerró la segunda jornada del Foro Técnico de Informática de la Salud una mesa redonda sobre proyectos multidisciplinares, moderada por Guillermo Vázquez, Subdirector de SI del Hospital Universitario de A Coruña (antes el Juan Canalejo). Su departamento ha generado 6 proyectos de investigación de los que lideran directamente tres y en los otros tres han cedido el liderazgo a grupos clínicos pero manteniendo la propiedad intelectual, lo que demuestra que la colaboración multidisciplinar con otros profesionales sanitarios es posible.

Guillermo mantiene que se pueden liderar proyectos sin complejos y va más allá afirmando que los Servicios de Sistemas de Información Sanitarios deben de ser un instrumento clave en el cambio de una medicina basada en el fracaso a una medicina mucho más proactiva en mantener la salud.

Raimundo Lozano, del H. Clinic de Barcelona, trabaja dando consultoría y soporte de SI a los muchos proyectos de investigación de su hospital. Explicó como cuando los servicios de TIC colaboran estrechamente desde las desde la gestación de los proyectos se puede facilitar el éxito de los mismos y la optimización de recursos de SI globales del hospital.

La heterogeneidad y complejidad de los proyectos es enorme y la participación de expertos informáticos en todas las fases es necesaria para lograr una eficiente gestión de los recursos y del tiempo. Propugna que los cpd sanitarios debieran de estar diseñados no sólo para la gestión y la práctica asistencial, sino también para la investigación.

Juan Fernando Muñoz, del Ministerio de Sanidad y Política Social y miembro del comité ejecutivo del proyecto europeo epSOS para la interoperabilidad de historias clínicas resumidas y recetas electrónicas, nos ilustró sobre su alcance, gestación y complejidad para cumplir los retos de interoperabilidad, semánticos, de organización y legales.

Destacó que la presencia española es totalmente multidisciplinar, incluyendo clínicos, documentalistas sanitarios, clínicos evaluadores, informáticos, ingenieros, asesores legales.... No es fácil, pero es posible.

Olaia Vázquez, del Instituto de Investigación Médica de La Coruña, explicó las diversas fuentes de financiación privada y pública, bien a nivel autonómico, nacional e internacional, resaltando que España dedica un 1,05% del PIB a investigación frente al 2% de la media europea y las incertidumbres para el 2010 en el que no parece que se vaya a lograr ni mucho menos el 12,5% de aumento planificado en su día. La crisis puede provocar incluso un descenso.

Miguel Prados de Reyes, del H. Clínico San Cecilio, defendió el papel de los servicios de informática como propulsores de la investigación y la innovación y evitar perder su potencial restringiendo su trabajo a la mera función de mantener los SI operativos. Se unió a los que demuestran que es posible y puso como ejemplo que entre sus objetivos anuales está el presentar al menos un proyecto a una convocatoria de financiación.

Y presentó una estrategia para facilitar la financiación de la investigación e innovación que recomendó a los colegas, consistente en incorporar una cláusula de I+D+i y de formación científica en los contratos de servicios, con su correspondiente baremación para la adjudicación. Y, más aún, intentar firmar acuerdos de I+D+i con las empresas.

Carlos Parra, del H. Universitario Virgen del Rocío, se planteó si el I+D+i de los servicios de informática aportaba o no valor a los Servicios de Salud. Mediante una metodología parecida a la de un proyecto de investigación desarrolló un proceso en el que se estudiaban diferentes variables, principalmente el aumento de financiación para el servicio de IS, el número de innovaciones asumidas por el centro y el número de grupos clínicos de investigación con los que se estaba asociado en los proyectos.

La conclusión era que se acelera la innovación y se mejora la percepción del valor de la informática a nivel asistencial y gerencial. Unas consideraciones importantes son que se ha de contar sólo con aquellos profesionales del servicio que se sientan apasionados ante la oportunidad de investigar y evitar aquellas empresas que vean en ello sólo la oportunidad para pagar las nóminas a final de mes.

En la clausura se manifestó el compromiso de avanzar y en el próximo año no sólo debatir sino elaborar unas conclusiones, lo que, aun siendo lo lógico, no deja de ser sorprendente por lo inhabitual.





























More...