Otro año y otra victoria en mi batalla contra el cáncer. 8 años sin cáncer. Es como si tuviese dos cumpleaños: el 14 de septiembre, cuando vine al mundo, y el 1 de agosto, cuando me dieron la oportunidad de luchar otros 8 años más. El odómetro de mi vida se acerca a los 49 y parece que fue ayer cuando noté que se encendía el piloto de "servicio" del motor. Hace poco que he recibido mi correspondiente dosis (ahora anual) de agujas, rayos X y poco queridas sesiones de escáner de TC. Aunque mi urólogo ha apagado el piloto del motor para un año más, siempre es sano someterse a operaciones de mantenimiento general. No es que quiera recibir más pinchazos después de mi segundo cumpleaños, simplemente me han inyectado cortisona en el hombro izquierdo para aliviar la artritis y la rigidez. El dolor se alivió al instante, pero los ojos se me abrieron como platos cuando vi una jeringuilla del tamaño de una tubería.

Ha pasado otro año y hay gente que ha perdido la batalla. Me resulta duro oír hablar de personas de mi comunidad que no han tenido un 2º cumpleaños como yo. Pensar en los niños que no han conseguido vencer al cáncer es lo que más me entristece. Yo tuve la oportunidad de llegar a adulto y ningún niño merece ver su vida truncada de forma prematura por culpa de una enfermedad. Sobrevivir a criaturas que han perdido la batalla me sigue provocando cierto sentimiento de culpa. Saber que soy un luchador me consuela en cierta medida. Sobre todo me tranquiliza hablar de la enfermedad y promover la detección temprana a través de la educación. Hazte una revisión cada año, sea cual sea tu situación. Yo soy la prueba viviente. No somos distintos de un automóvil en lo que se refiere a revisiones y prevención. Continuar conduciendo con el piloto del motor encendido es no querer ver la realidad y puede costar tan caro a tu coche como a ti.

Admiro a Lance Armstrong por su lucha contra el cáncer. Él me ha servido de inspiración y me ayuda a sobrellevar mi propia enfermedad. Farah Fawcett demostró su extraordinaria personalidad en el documental sobre su propia batalla contra un tumor que finalmente la venció. Patrick Swayze ha demostrado ser tan valiente como el que más en su lucha contra esta enfermedad. Con la inspiración de este tipo de personas (Randy Pausch incluido), no puedo dejar de luchar por todos aquellos que han perdido su batalla.

Seguiré luchando por ti, cada segundo cumpleaños...




More...